El niño que pudo hacerlo

En Clever Kids® estamos convencidos de los grandes beneficios que trae la lectura a los niños. Cuando lees con tu hijo, además de fortalecer la relación entre ustedes, le estás ayudando a trabajar su atención, imaginación, memoria, ampliar su vocabulario, ir desarrollando el lenguaje, transmitiendo valores, favoreciendo su empatía, reconociendo emociones, estimulando su resolución de problemas y pensamiento lógico al ayudar a los personajes del cuento, entre otros muchos beneficios.

Seguramente en casa tendrás muchos cuentos para leer con tu hijo, es por eso que en esta ocasión queremos compartir un cuento para papás, ya que por alguna extraña razón, cuando vamos creciendo dejamos los cuentos a un lado, y nos olvidamos de las grandes enseñanzas y reflexiones que nos brindan.

Este cuento refleja la creencia principal que tenemos en Clever Kids® que nos mueve a trabajar día a día con tus hijos: los niños son capaces de tener logros extraordinarios, sólo hay que permitírselos y brindar el espacio para que nos sorprendan.

El niño que pudo hacerlo

Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa que lo cubría.

Su amigo comenzó a gritar pidiendo ayuda, pero al ver que nadie acudía buscó rápidamente una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas.
Golpeó, golpeó y golpeó hasta que consiguió abrir una grieta por la que metió el brazo para agarrar a su compañero y salvarlo.

A los pocos minutos, avisados por los vecinos que habían oído los gritos de socorro, llegaron los bomberos.

Cuando les contaron lo ocurrido, no paraban de preguntarse cómo aquel niño tan pequeño había sido capaz de romper una capa de hielo tan gruesa.
-Es imposible que con esas manos lo haya logrado, es imposible, no tiene la fuerza suficiente ¿cómo ha podido conseguirlo? -comentaban entre ellos.

Un anciano que estaba por los alrededores, al escuchar la conversación, se acercó a los bomberos.
-Yo sí sé cómo lo hizo -dijo.
-¿Cómo? -respondieron sorprendidos.
-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo

Cuento popular.

Share Social

2 comments

  • Harumy Navarro
    12 febrero, 2016 at 2:19 pm

    Hola
    Quiero saber si también trabajan como kínder o solo ludoteca
    Estoy interesada en conocer su trabajado para mi hijo de 4 años
    Actualmente está en 1 de kínder

    • Andrea
      15 febrero, 2016 at 12:16 pm

      Estimada Harumy Navarro, esperamos hayas recibido la información que enviamos a tu correo electrónico y te invitamos a conocer Clever Kids® cuando gustes. Estamos a tus órdenes

Comments are closed.