Los juegos en sincronía, aumentan la similitud percibida en los niños y la proximidad.

  • 0 comments

¿Qué hace que los niños que se acaban de conocer formen una conexión?

Los hallazgos de PLOS ONE, publicados el 8 de abril del 2015, dan un ejemplo de cómo una actividad física realizada al unísono ayuda a los niños a sentirse más positivos hacia el otro y quizá podría aumentar su empatía. “La sincronía es como un pegamento que une a las personas, es un conector mágico para la gente”, dijo el autor principal Tal.Chen Rabinowitch, estudiante postdoctoral en el Instituto de Aprendizaje y Ciencias Cerebrales de la Universidad de Washington. La sincronía se produce cuando las personas interactúan juntas en el tiempo. Pero el impacto de la sincronía va más allá de la capacidad de coordinar actividades con otros individuos. En los adultos, la sincronía se ha relacionado con una mayor cooperación y el trabajo en equipo, haciendo que el trabajo sea más eficiente y productivo.

Pocos estudios han examinado si lo mismo es cierto en los niños. “Queríamos ver si la interacción sincrónica rítmica podría influir en las actitudes de los niños hacia los compañeros que nunca habían visto antes”. Dijo Rabinowitch. Se realizó el estudio en la Universidad Hebrea de Jerusalén en Israel, donde el co-autor Ariel Knafo es profesor de psicología. El consejo Europeo de Investigación financió el proyecto.

En el experimento, Rabinowitch probó a 74 niños de 8 años de edad en pares de dos varones y dos mujeres. Sentado en una habitación tranquila de laboratorio, el experimentador se presentó y pidió a los niños que se presentaran entre sí únicamente por nombre. Después de que el experimentador explicó la tarea, los niños estaban sentados uno junto al otro enfrente de una pantalla de video. Un balón animado de fútbol  rebotaba en las dos mitades de la pantalla, y los niños tenían que pulsar un botón cada vez que la pelota de su lado de la pantalla tocaba el suelo. Para algunas parejas de niños, las bolas rebotaron en sincronía, por lo que sus dedos acudían a los botones al mismo tiempo. Otras parejas de niños tenían el rebote fuera de sincronización, por lo que estuvieron tocando el botón en asincronía. Se hicieron dos juegos de 90 segundos, con un breve descanso en el medio. Después del juego, los niños completaron cuestionarios acerca de qué tan similares y cercanos se sentían al otro niño con el que habían hecho pareja, ahora después del juego. Otro grupo control de pares de niños respondió a las mismas preguntas pero sin llevar a cabo dicho juego.

Los niños del grupo sincronizado, reportaron un mayor sentido de similitud y cercanía. Los resultados sugieren que las actividades sincronizadas basadas en el tiempo, incluso en la música, la danza y los deportes, podrían ser herramientas útiles en el acercamiento de los niños.

“El ingrediente importante es la actividad sincronizada conjunta, es una forma de colaboración, donde los individuos realizan los mismos movimientos al mismo tiempo”, dijo Rabinowitch.

Ahora en el Institute for Learning & Brain Sciences, Rabinowitch está estudiando a detalle los mecanismos cognitivos subyacentes que permiten la interacción sincrónica en los niños para cambiar las actitudes sociales y mejorar la cooperación. Andrew Meltzoff, co-director de I-LABS, dijo: “Este estudio nos da pistas importantes sobre cómo promover el comportamiento pro-social en niños. Puede haber una verdad profunda en decir que a los niños les importa estar “en sintonía” con otros, o que dos personas estén en sincronía.

En sus estudios con Meltzoff, Rabinowitch espera para revelar cómo la música y específicamente, la sincronía, es capaz de guiar y mejorar las interacciones sociales y emocionales entre los seres humanos. “Los resultados podrían aplicarse a la formulación de nuevas estrategias para la educación en nuestro esfuerzo para construir una sociedad futura más colaborativa y empática”, dijo. Y el estudio de este fenómeno en los niños es especialmente importante, añadió Rabinowitch, ya que la conexión entre la música y las actitudes sociales y emocionales se manifiestan muy temprano en la vida.

 

Referencia: University of Washington. (2015, April 9). Game played in sync increases children’s perceived similarity, closeness. EurekAlert!. Retrieved May 10, 2016 from http://www.eurekalert.org/pub_releases/2015-04/uow-gpi040115.php

Share Social